A pesar de los nervios, Kalia se sigue llevando los elogios del jurado

Los participantes debieron preparar ocho tartas con doble relleno y dos preparaciones distintas, pero una terminó en el piso.

  • Publicado el jueves 16 de septiembre de 2021 en Espectáculo

En la tercera noche del reality de pasteleros Bake Off Argentina, los participantes debieron preparar ocho tartas individuales, con relleno doble y decoraciones distintas.

La primera en tener problemas, fue la comodorense Kalia, quien en los dos primeros programas se posicionó en el podio como las mejores preparaciones. A su vez es a la primera que acuden a la hora de necesitar un consejo.

“Lo más difícil es lograr una muy buena masa, que el relleno sea agradable y se sostenga y que la decoración sea igual en todas las tartas”, los alertó Dolli Irigoyen, antes de dar por comenzado el desafío

Pero el peor accidente lo protagonizó Kalia, luego de que le hiciera caso a Villar y llevara sus tartas a último momento al abatidor. “Tengo miedo de resbalarme”, se justificó primero. Y, si bien su predicción no se cumplió a rajatabla, estuvo cerca.

Al abrir el abatidor una de las tartas se cayó al piso y no tenía una de más para reemplazarla. “Quiero llorar”, reveló a cámara, y terminó siguiendo el consejo de la jurado: presentar en un vaso los restos de la tarta rota para cumplir con la consigna.

Kalia volvió a romper en llanto al enfrentar a los jueces, pero las devoluciones que consiguió fueron bastante buenas: “La decoración es muy vos, la masa está bien cocida, pero no hubiese mezclado los elementos. Todo está en armonía”.