Autorizaron la inscripción de semillas de marihuana

Impulsada por los ministerios de Salud y de Agricultura, la resolución oficial apunta a promover al cannabis para uso medicinal.

  • Publicado el viernes 30 de abril de 2021 en Sociedad

La especie vegetal Cannabis sativa L, tiene cada vez más aceptación social, y legal. Aunque se utilizó históricamente para fumar, en la modalidad de cigarrillos de marihuana, fue ganando apoyo, especialmente en su versión medicinal, como aceite.

En ese contexto, el Gobierno nacional dio un paso para su desarrollo. Los ministerios de Salud y de Agricultura, Ganadería y Pesca, firmaron la Resolución 5/2021 que permitirá la inscripción de semillas de esa especie en el Registro Nacional de Cultivares y/o el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares.

Creen que “el uso de germoplasma nacional de Cannabis sativa L. con fin medicinal impactará positivamente en los distintos actores de esa incipiente cadena productiva”. Aseguran que eso propiciará que el país cuente con genética y semillas que permitirán un mejor acceso a medicamentos para el tratamiento de distintas patologías”. Y significará también un gran empuje para el fortalecimiento de una producción local, segura y de calidad”.

En tanto, el director de Articulación Federal del INASE, Gabriel Giménez, destacó que lo más importante es que “se habilitó el registro de semillas nacionales, certificadas, dentro de la Ley 27.350, que es la que reglamentó nuestro gobierno a favor de los usuarios, para que todos puedan tener acceso al aceite medicinal a un precio razonable y de calidad”. Se posibilitará la comercialización y eventualmente la utilización del derecho de obtentor.

Y agregó que “esto favorece también el desarrollo en investigación para muchas otras patologías, fortalece la producción local y al clúster semillero, a los pequeños y medianos productores, porque tiene mucho componente de arraigo y local. Es una oportunidad muy grande, el inicio de algo que no tiene techo, porque garantiza salud, desarrollo científico y sobre todo autonomía y soberanía tecnológica al tener semillas nacionales”.