Apoyarán a productores que tengan a personas en situación de vulnerabilidad

Este viernes, el intendente Juan Pablo Luque realizó una visita territorial a la Fundación SHOFAR (Km. 17), un centro de contención y capacitación para chicos en situación de calle y con problemas de adicción, aunque también están abiertos a toda la comunidad.

  • Publicado el viernes 22 de octubre de 2021 en Sociedad

Este viernes el intendente visitó un centro de contención y capacitación para jóvenes en situación de calle y con problemas de adicción. A través de la agencia Comodoro Conocimiento, y con un trabajo en conjunto con el Gobierno Nacional, se brindan distintas capacitaciones y programas para la adquisición de herramientas y así seguir fortaleciendo un eje central para la contención social desde una perspectiva laboral.

El Banco de Máquinas y Herramientas es un programa destinado a personas en situación de vulnerabilidad, del Ministerio de Desarrollo  Social de la Nación. En Comodoro Rivadavia se ejecutó por medio de la agencia Comodoro Conocimiento beneficiando a 34 emprendimientos en total de diferentes rubros; algunos de ellos fueron productores y productoras de la Asociación de Km 17, chacras Saavedra y Ext. Abel Amaya. La inversión de este primer banco fue de más de 7 millones.

En esta línea, el director de la fundación, Adrián Vega, indicó que “tenemos clases de huerta, carpintería, herrería, espacio de producción de huevos y gallinas. La idea es ir ampliando de a poco y tener más animales para brindar más talleres. Mientras tanto, estamos armando la cocina para dar clases de panadería, cocina y envasado de frutas, ya que estamos en una zona de productores, para que los vecinos que producen fruta puedan venir a procesar y enfrascar en este lugar”.

“Funcionamos de lunes a viernes, de 8 a 18 horas, donde los chicos se anotan en los cursos, pasamos la currícula, la parte teórica y práctica. El INTA nos apoya con equipamiento, capacitaciones y herramientas, lo cual es positivo porque estamos dispuestos a dar una mano a quien lo necesite”, expresó.

La fundación se creó en el año 2014, junto a la esposa de Adrián, y desde ese entonces fueron avanzando y construyendo el proyecto en el terreno de su hermana que lo brinda para tal fin. “Somos una fundación sin fines de lucro y no tenemos como solventarnos más allá de lo que generamos, desde la venta de verduras, huevos y de muebles que hacemos con los chicos. Nos fuimos haciendo conocidos y mucha gente viene aportando tiempo, recursos y trabajo. Tenemos voluntarios con un corazón enorme y compromiso diario. Somos muy bendecidos de tener esta gente que nos da una mano y nos acompaña con este proyecto”, aseveró el director.

Por último, destacó el contacto permanente con el Municipio y la Agencia Comodoro Conocimiento para adquirir capacitaciones: “Ya nos anotamos en el Banco de Herramientas porque queremos sumar más equipamiento para ofrecerles a más personas trabajo, con una mayor calidad de capacitaciones”, concluyó Vega.