A días del juicio contra Juan Darthés, Laura Esquivel y Gloria Carrá se refirieron al caso

Las protagonistas de Patito Feo recordaron cómo vivieron el momento en que todo salió a la luz.

  • Publicado el domingo 28 de noviembre de 2021 en Espectáculo

Faltan pocos días para el inicio del juicio oral contra Juan Darthés, por la denuncia de abuso sexual que realizó la actriz Thelma Fardin en Nicaragua a finales de 2018, y todos aquellos que fueron parte de Patito Feo se encuentran expectantes y consternados por lo que pasará el próximo 30 de noviembre. Laura Esquivel y Gloria Carrá, protagonistas de la tira en cuyo contexto ocurrieron los hechos, se refirieron a lo ocurrido y recordaron cómo vivieron todo lo que pasó.

“Mi mamá me acompañaba a las giras. Eran dos madres las que estaban siempre, la mía y la de Brenda Asnicar. El resto de los chicos tenían tutores, que eran productores nuestros, que se ocupaban de una manera maravillosa, estaban en todo”, explicó Esquivel, quien encabezó el elenco durante 2007 y 2008, cuando era una adolescente. “Fue algo totalmente inesperado, no nos podíamos imaginar la situación”, agregó Laura durante su visita a PH: Podemos Hablar.

Todos aquellos que participaron del éxito infanto-juvenil, que se transmitía por la pantalla de eltrece, se enteraron de lo que ocurrió muchos años después en una de las giras musicales, cuando Fardín se animó a contar públicamente lo que pasó en Nicaragua. “Cuando vi el testimonio de Thelma, que la quiero y la banco un montonazo, fue como pensar, rebobinar y decir, ‘¿cómo fue?’”.

“Fue inimaginable y muy duro”, explicó Esquivel. “La siento muy cercana a Thelma y me afectó como si fuese un familiar”, dijo sobre su compañera, antes de revelar como era su vínculo con Darthés: “Hacía del papá de mi personaje y yo me sentía hija de él de alguna manera. No tengo contacto con él desde hace un montón de tiempo, pero con Thelma sí”.

 

El duro testimonio de Gloria Carrá sobre el abuso que sufrió a los 18 años

Carrá, que también estaba invitada al programa, contó como tomó ella la noticia de lo ocurrido entre Fardín y Dathés. “Me shockeó muchísimo”, reconoció.

Cuando todo comenzó a salir a la luz, la hija de la actriz, Ángela Torres, estaba trabajando con Darthés en un proyecto, razón por la cual se preocupó desde otro lugar. “Ángela tenía 16 o 17 años cuando estaban haciendo Simona. A mi me preguntaban si no me daba miedo por ella, pero al principio pensaba, ‘¿Por qué me daría miedo?’ Todavía no se sabía mucho, estaba recién saliendo a la luz lo de Calu Rivero, que fue horrible y estuvo muy mal, pero pensé que era una situación aislada”, reconoció.

Cuando salió lo de Thelma para mi fue muy fuerte, porque además me revivió lo mío”, dijo haciendo referencia al abuso que sufrió siendo adolescente. “A mi me pasó a los 18 años con un productor. Con todo eso volví a terapia para hablar y entendí que fue una violación”, reveló sorprendiendo a todos.” En su momento yo dije abuso, pero abuso es violación también, y eso fue”.

El relato de Fardín provocó un punto de inflexión en Carrá. “La escuché hablar y me puse a llorar muchísimo. Por ella, porque la conocía de chiquita, y también por lo que me pasó a mí y a muchas mujeres”, explicó antes de contar la razón por la cual nunca hizo la denuncia. “Hablé con una abogada y me di cuenta de que no le puedo poner el cuerpo”, reconoció.

“Estaba, y estoy, con una situación en donde no quiero llevarlo adelante. A mi me llevó todo un proceso entender lo que había pasado”, dijo y dio la razón por la cual no dice en los medios el nombre de su abusador: “No lo puedo nombrar, no se puede, pero si me preguntás te lo digo fuera de cámara. Si antes no hice la denuncia no puedo decir su nombre”.

La actriz volvió a reiterar, tal como lo hizo algunos años atrás cuando contó por primera vez lo que vivió, que esta persona es reconocida en los medios. “Era un productor, dueño de estudios… por supuesto que no es Adrián Suar, porque tenemos casi la misma edad, lo aclaro por las dudas”, dijo con cautela. Tengo cosas que borré, no me acuerdo que hacía después de eso… Fueron como tres veces. La primera vez me llamó a su oficina y la trabó”, culminó sin querer entrar en detalles.