17 de abril : Dia mundial de la Hemofilia

Es una patología hereditaria que produce anomalías en la coagulación de la sangre.

La falta de un factor de coagulación ocasiona que las personas con hemofilia padezcan hemorragias más prolongadas que las personas cuyos factores de coagulación tienen niveles normales.
Las características de la patología provocan que el paciente hemofílico esté pendiente de transfusiones de sangre, con el riesgo que ello conlleva. Gracias al perfeccionamiento de las técnicas de detección, las transfusiones hoy en día son más seguras que nunca, aunque pueden ocasionar riesgos para el receptor como reacciones alérgicas e infecciones.

Aunque la posibilidad de contraer SIDA o hepatitis por las transfusiones es remota, los médicos son muy conscientes de estos riesgos e indican transfusiones cuando no existe otra alternativa.
Al tratarse de una enfermedad hereditaria aún no existe un tratamiento que cure la enfermedad pero las investigaciones respecto a la terapia genética constituyen una posibilidad muy interesante para la solución de la hemofilia, ya sea de manera total o parcial.
El Día Mundial de la Hemofilia fue establecido por la FMH en 1989 en honor de Frank Schnabel, fundador de la Federación Mundial de la Hemofilia, que nació este día